Make your own free website on Tripod.com

ENTREVISTA AL GRAL. NARCISO PELAYO

Entrevista al Gral. Narciso Pelayo Madera (10 de agosto del 2003)

Liz: ¿En dónde nació Ud. General?

Pelayo: En Copelar, Mpio. de Villa de Purificación, Jalisco.

Liz: ¿En qué año?

Pelayo: En 1942.

Liz: ¿Dónde estuvo Ud. después?

Pelayo: Después estuve, de preferencia aquí en Jalisco.

Liz: Leí que estuvo en Ensenada...

Pelayo: En Ensenada B.C. trabajé en la judicial y en la policía, tengo conocimientos, me di de baja porque no estaban respondiendo al reglamento de policía y buen gobierno entonces yo les dije -yo vi el reglamento y me gustó, pero me están dando otras instrucciones, discúlpenme, pero aquí está mi trabajo porque no me gusta nada esto...

Liz: ¿Y tiene Ud. mas hermanos?

Pelayo: Sí, mi papa y mis hermanos, me parecen que son trece...

Liz: ¿Su papá ya murió?

Pelayo: Sí, ya murió...

Liz: ¿Sus hermanos viven aquí en Jalisco?

Pelayo: Sí, pues andan unos de un lado para otro...

Liz: Pero ninguno se dedica a lo mismo que Ud?

Pelayo: No, no... no, de preferencia su servidor se ha ocupado , porque pues digo no tiene uno mucho, de hacer algo...

Liz: ¿A Ud. cómo le llaman? ¿Qué título recibe?

Pelayo: Su servidor tiene varios reconocimientos ya. En el año 2001 me dieron el reconocimiento dos generales de Minessota, E.E.U.U. Se me hizo raro que fueran de otra nación; pero me comunicaron que eran de los que protegían a los consulados mexicanos; de allá me hablaron y me dijeron que si estaba de acuerdo en recibir el nombramiento de general; pregunté que quién me lo adjudicaba; me contestaron que el documento ya estaba hecho, resta de su disposición. Mire mi general si es para bien de mi nación, lo acepto; y si es en contra, guárdeselo. Otra, ya revisamos en la Central de Universidades de la República, con sede en Puebla, Puebla. Me dijeron nuestros respetos Sr. Pelayo. Revisamos en el Congreso de la Unión, También. Ya en varias partes. Motivo por el cual ya tenemos elementos para otorgarle el grado de General. Hasta ahí. Querían asignarme sueldo, lo cual no acepté. No quise sueldo. Le dije que yo todavía me comía los frijolitos con chilito macho, como mexicano. Eso fue lo que me señalaron allí.

Liz: ¿Cuándo empezó este movimiento?

Pelayo: Exactamente el 6 de septiembre de 1990.

Liz: ¿Cómo empezó?

Pelayo: Empezó cuando fui a hacer el registro, levanté el acta constitutiva; todo organizado como debe de ser.

Liz: ¿Aquí en Guadalajara?

Pelayo: Sí, aquí en Guadalajara: El Lic. Jesús Villalobos de la Notaría No. 4 fue el que me hizo el registro, acta constitutiva y todo. Económicamente estábamos muy limitados pero hicimos lo posible. Desde 1970 fui reconocido por la Confederación de Veteranos Revolucionarios de la División del Norte, en México, D.F., cuando estaba el General José de Lara y Vega; al principio dicho General no quería reconocerme porque el registro estaba restringido única y exclusivamente para veteranos e hijos de veteranos.

Liz: o descendientes ¿verdad?

Pelayo: Sí, para descendientes, Pero le recalqué que yo soy descendiente de la revolución; me dijo: -pero no puede. Bueno, todos los mexicanos que nacimos después del movimiento armado, somos descendientes de la Revoución ¿o no? desde un niño...

Liz: ¿Ud. desde pequeño siente esa inquietud de dedicarse a una labor altruista?

Pelayo: Siempre desde pequeño me ha preocupado; tenía 16 años cuando salí a conocer con permiso de mis padres. Me dieron permiso de conocer porque no es suficiente con estar en el rancho; yo quería ir a conocer y mis padres me tenían mucha confianza; me decían, este muchacho no fuma, no toma, no hay riesgo de que ande haciendo perjuicios; me tenían mucha confianza y hasta la fecha....

Liz: ¿En qué se inspiró?

Pelayo: Me inspiré viendo que si se necesitaba un conocimiento más que nada fundamental para poder irse por la realidad y poder hacer algo en beneficio de nuestra nación; cada mexicano está obligado a luchar en defensa de nuestra nación y de las leyes que nos rigen; Todos los mexicanos estamos obligados porque aquí nacimos... Ya le digo, desde esa fecha, seguí luchando con muchos sacrificios, y la gente comenzó a ver, porque mi propósito es dar a conocer la constitución a todo el pueblo...

Liz: ¿y las personas que lo apoyan? ¿Cómo fue que se le unieron?

Pelayo: Todo fue voluntariamente, porque el General villa nunca obligó a nadie, y nosotros seguimos sus ideales; Debe ser voluntario para que resulte más satisfactorio; otra cosa muy importante, en ninguna parte, en ningún gobierno ni agrupación he visto que le den una credencial y un documento que acredite a la misma credencial, y aquí sí, a cada uno se le da una credencial y un documento donde tenemos todas las contestaciones, desde la Procuraduría General de Justicia de la República, desde el Gobierno de la República, de los municipios, de la Procuraduría de Justicia del Estado, del gobernador del Estado, y todos llevan sus documentos, para que mañana o pasado, si alguien se atreve a preguntar –y esa credencial, y eso qué- Lea aquí, de qué institución es usted, así les instruye aquí, Si dice que es del gobierno del estado, mire aquí está el oficio, lea lo que dice el gobernador, quiere decir que a usted le vale, -es que yo no sabía- Pida que le den instrucciones, porque si no vamos a tener un gobierno sin saber nada, sin estar preparado, quiere decir que vamos a seguir como estamos ahorita, aumentando más (la ignorancia); se está llenando de impreparación el pueblo, la mayoría de los jóvenes sólo se dedica a hacer daños aquí o allá; Vea Ud, eso, entonces queremos que los papás de esas criaturas se sientan con la obligación de orientarlos y decirles –mira, hijo, ven, ayúdame en esto, para apartarlos del mal; Gracias a Dios que mis padres me enseñaron desde chico cómo comportarme. Me ordenaban –ve a traer los burros- y ahí voy a traer los burros al potrero; y cuidado con que desobedeciera la orden. -Vas a hacer lo que yo diga o lo que a ti te plazca-, está bien papá. Y eso les agradezco a mis padres, porque me ayudó a aumentar el conocimiento....

Liz: ¿Las personas que vienen a buscarlo, lo hacen para que les brinde un servicio... ?

Pelayo: Sí servicios sociales. Tengo por escrito por el SIAPA que su servidor desde 1989 fue auxiliar de un diputado federal. Fui el que quité el mal control de embargos a las gentes que tenían adeudos y no alcanzaban a pagar. Le dije al Director del SIAPA; eso está en el Artículo 17 constitucional. Y lo entrevisté con grabadora, conservo fotos de esa entrevista. Le dije -Sr. Director, va a cumplir con la Ley, o si no tampoco nosotros cumpliremos con ella, -No, se va a respetar (la Ley) –respondió-. Y desde entonces no ha habido embargos. Tenían la intención de hacer embargos con los adeudos en los pagos del agua. Le señalo una cosa muy importante en el Artículo 27 constitucional 1° Fracción dice bien claro: “Tierras y aguas comprendidas dentro del territorio nacional corresponden a la nación”. Yo creo que no corresponden a uno para que se enriquezca y se pudra en dinero. Otra, la Compañía Federal de Electricidad, tienen el nombre de Federal, pero realmente es Nacional no Federal. Adolfo López Mateos la nacionalizó para bien del pueblo, no para que se enriquezcan unos cuantos. Yo tengo la información. Y con esto defendemos luz, agua, multas fuera del la ley, (Art. 126) que apliquen las autoridades federales y municipales. Se sujeta a esto y en menos de 10 minutos no se me olvida un caso de un cobro que le hicieron a una persona (estaba asustadísima), tenía un barandal en la banqueta, allí lo tiene todavía; en la Glorieta del Trabajo; un barandal que puso y cerró la banqueta; ese era el problema de 274 mil pesos....

Liz: ¿Le querían cobrar 274 mil ?

Pelayo: Eso le querían cobrar de multa en el Municipio de Guadalajara, Y le dije que con el Artículo 126 íbamos a arreglar eso; Estaba muy asustado el Señor, decía que no podía dormir; lo llevé y en menos de 10 minutos quedó solucionado el asunto; la multa se redujo a $1,150 (un mil ciento cincuenta pesos): Le pregunté que si le alcanzaba para cubrir esa cantidad. o no le pagamos; -Espéreme tantito, déjeme ver, es que es un acuerdo. Ninguna autoridad ni nadie puede actuar por encima de nuestra constitución; acuerdos que hagan los diputados, acuerdos que hagan los regidores, acuerdos que hagan quien los haga, fuera de la Constitución no tienen validez. Porque el Artículo 136, el último de la constitución, que no supieron los diputados federales, una vez que les preguntaron los medios de comunicación, ese Artículo dice: “Esta Constitución no perderá su fuerza ni su vigor aunque haya gobiernos contrarios”; ya los tenemos, pero la constitución no pierde su fuerza, Y nosotros , con la representativa, (muy honrosa, sin ser merecedor de ella, representamos al Ejército constitucionalista que encabezó mi general Francisco Villa, cuyo nombramiento se lo dio un general del Estado Mayor, en 1917) exigimos que se respete nuestra Constitución en bien de todos los mexicanos; no de particulares, sino de todos; porque la constitución se hizo para cultivarnos, para vivir mejor....

Liz: ¿Usted no recibe visitantes que vienen de otros lugares para conocerlo, para platicar con Ud.?

Pelayo: Sí, cómo no, pero siempre tengo elementos aquí presentes, por mi seguridad. Una vez vinieron unos rateros y trataron de llevarse unos cartuchos de la 38, cuando me vieron nomás arrancaron... Yo creo que todos debemos de respetarnos, como dijo Benito Juárez: “El respeto al derecho a ajeno es la paz”, yo lo admiro mucho; porque respetándonos vamos a vivir todos bien ¿o no?

Liz: ¿Ha salido Ud. en revistas, en periódicos del extranjero? su labor es muy notable

Pelayo: no, del extranjero no. En el extranjero no me ha tocado ver un periódico, pero en México sí. Salimos en la televisión, en el canal 4 local, con el finadito Carlos Cabello...

Liz: ¿Él los entrevistó?

Sí, tenemos la película donde aparece la entrevista. Fue en la plaza de la Bandera. Le dije a Cabello que nadie pone la bandera allí, nosotros fuimos y la pusimos en 1999 y ahora les hago saber que en la plaza de la bandera le pusieron candado al chicote para que nadie lo mueva pero nunca le ponen bandera. ¿cómo la ve? no hay gobierno patriota y como al águila le cortaron las letras en la otra bandera; la otra bandera es del 7 de septiembre de 1913, la estableció Venustiano Carranza, con el águila agachada, es la que trozaron de la panza... eso es incorrecto, es faltar al Artículo 191 del Código penal...

Liz: Pero ¿Es que no hay respeto para nada?

Pelayo: Por eso estamos exigiendo ese respeto. Si no vamos a respetar ni hacer respetar nuestros símbolos patrios, pues quién va a venir de otra nación a hacerlos respetar. Al contrario, van a pisotearlos...

Liz: ¿Vez tras vez, se está violando la Constitución?

Pelayo: sí, se está violando la constitución, el Código Penal. Yo, no señalo, pero todo aquel que haya ordenado que se trozara el escudo de nuestro pabellón nacional está faltando al Artículo 191 del Código Penal...allí lo dije...

Liz: ¿En la plaza de la bandera? ¿qué día?

Pelayo: el día 24 de febrero de 1999, cuando estuvo presente el finadito Carlos Cabello...sentimos mucho la pérdida de ese hombre...nos atendió muy bien. Esa película se pasó por el canal 4....

Liz: ¿Qué otros asuntos vienen a tratar con Ud.?

Pelayo: Mire pues, asuntos penales. En este caso, yo no me dirijo a los ministerios públicos ni a los jueces, sino directamente con el Director General de la Penal. De acuerdo al Artículo 109 constitucional dice que. “todo servidor público, incluyendo al presidente de la república, debe actuar de manera honesta y respetuosa hacia el pueblo”...

Liz: Anoche salió la noticia de varios Ministerios Públicos que estaban confabulados con la Mafia. Imagínese, la gente que debe defender los intereses de los ciudadanos...

Pelayo: sí, está peor que nosotros; sin embargo, nosotros hacemos una evasiva porque esos delitos corresponden al gobierno federal, y si éste no hace nada, por ejemplo, les quitaron las letras a la bandera y trozaron el escudo nacional y la Secretaría de la Defensa (bien, gracias); Señores, nuestro respeto, pero cuando se trata de defender nuestra nación, hay que hacerlo (en cualquier circunstancia); No como Juan Escutia sino como mexicanos; Juan Escutia se lanzó a la muerte envuelto en la bandera pero no dejó que los invasores de apoderaran de ella; Estos jóvenes nos pusieron la muestra de cómo se debe defender al país. Por fortuna, a la bandera que portamos, nadie es capaz de arrancarle una pluma, ojalá y nunca lo logren...

Liiz: ¿y Cuáles son sus planes en el futuro?

Pelayo: Hay un plazo de dos años para la aprobación de que se respete nuestra constitución; si se respeta, todo tranquilo. Si no respeta, a lo mejor el pueblo de México se va a desesperar así como se desesperaron en 1911 y presionaron al presidente Díaz para que se fuera de México... y no volviera jamás.... cuando estalla una revolución es porque hay un gobierno que no cumple con sus deberes en perjuicio del pueblo...

Liz: ¿Cómo es que se le une la gente?

Pelayo: Sola, les doy un volante y me hablan, -fíjese que tengo un detenido ahí –vamos a ver...

Liz: Me refiero a que se le una para formar parte de la Confederación...

Pelayo: Sí, vienen solos, voluntariamente, no hay sueldos para nadie. Vienen, ingresan, sacan su credencial, por ejemplo estos niños de siete y nueve años (muestran su credencial)... Mire...Vea también los documentos que se les da, aparte de la credencial... Mire lo que dice el artículo 31 constitucional: “Niños menores de 15 años”... los municipios nunca cumplen con eso... Les digo, ustedes nunca cumplen y están exigiéndole al pueblo que cumpla... cuando les tomé la protesta ( los niños) dijeron, “cumplir para hacer cumplir”, nunca hacer cumplir y luego, cumplir...

Estas credenciales no les cuestan ni un centavo a los niños... Fíjese cómo dice: “Servir a México trabajando, no robando”… ¿Ah, mire! Se me había olvidado informarle sobre esto: Hace como año ordenaron quitar la bandera del uniforme en toda la República. Es penoso... también...

Liz: ¿Todos los uniformes?

Pelayo: Sí, todos los uniformes de agrupaciones o gobierno en la República.

Liz: ¿Por qué?

Pelayo: Le pregunté al teniente coronel, que me encerró en tres puertas con llave, y yo le dije al compañero: -esto es de vida o muerte, pero este coronel no se va-, Entonces fue cuando pregunté: -¿quien lo manda, Coronel? “no puedo decir quien me manda –respondió- a quitar la bandera y el escudo a todo el gobierno; vean, analicen al ejército, ningún general puede portar el águila y mucho menos la bandera, deben respetar...”. Y cuando tuve esa plática con el Teniente Coronel, le respondí: -discúlpeme, Coronel, yo soy mexicano. –Yo también lo soy. ¡no se le echa de ver, teniente Coronel! como voy a creer que venga a quitar la bandera, yo no la voy a soltar, no como Juan Escutia, pero solamente tirado. Ahora, otra, vamos a hacer un documento donde ni usted ni yo, Teniente coronel, tenemos delito, y yo y usted lo vamos a resolver, solitos; si me gana, inmediatamente ordeno que se quiten las insignias, pero si no, pues no. –Yo no vengo a eso –dijo el Teniente- yo vengo a cumplir con la orden. –Correcto. Arreglado el asunto, y nunca pudo quitarnos la bandera. Y por si fuera poco, les dije a mis socios. –compañeros, pónganse la bandera también en las hombreras. y viera, cuando pasamos cerca del ejército, nomás se voltean por otro lado, pobrecitos, ¿Por qué, hacen eso, hombre?

Liz: ¿Pero como les van a quitar el escudo?

Pelayo: Analícelo, no se crea de mí, analícelo...

Liz: ¿Cuándo sucedió eso?

Pelayo: Hace como un año...

Liz: ¿Y todavía sigue?

Pelayo: No hay permiso de portar la bandera. Vea usted, analice...

Liz: ¿Primero mutilan la el escudo y luego permiten que retiren la bandera?

Pelayo: Ahora la quitan. Pero a los únicos que no se la han podido quitar es al Ejército Villista, que es la Confederación Protección y Seguridad Nacional General Francisco Villa, a mucho honor.

.